Solatz #8 – la libertad para morir

En Solatz hablamos de libertad desde todos los ángulos y con todos los matices.

¡Hola!

Siguen entrando suscriptores a través de la entrevista en In Vino Veritas. Bienvenidos a este pequeño círculo con la idea de libertad como tema de conversación.

La libertad es un tema infinito y casi todas las semanas hay algún evento que modifica o intenta modificar nuestra relación con ella. Últimamente, la sensación es que las modificaciones, o intentos de ellas, son en su mayoría para restarnos libertad en vez de para ampliarla, pero no es siempre así.

Estos días se ha hablado mucho de la libertad para poder elegir cuándo morir, si tu situación en este mundo conlleva un sufrimiento enorme y/o una incapacidad absurdamente alta de vivir plenamente. Es algo que se lleva hablando mucho tiempo y, que se apruebe, creo que es una buena noticia.

En términos de libertad, la ley permite solicitar y recibir ayudar para acabar con tu vida si tus libertades más básicas están muy restringidas. Estar incapacitado para moverse, estar incapacitado para expresarse y/o tener un nivel de sufrimiento alto son libertades básicas.

Me gusta verlo así: si tus libertades básicas están extremadamente reducidas, el sistema o la sociedad te otorgan una nueva libertad, la libertad de pedir ayuda para acabar con tu vida.

Obviamente, para conseguir esta libertad, el sistema introduce una cantidad de complejidades, reglas y filtros acorde al grado de libertad que se está destruyendo: la vida de una persona.

Si queréis leer más sobre el tema, estos dos artículos me han parecido útiles e interesantes:

10 claves de la nueva ley de eutanasia y suicidio asistido

https://elpais.com/sociedad/2020-12-17/10-claves-de-la-nueva-ley-de-eutanasia-y-suicido-asistido.html

Entrevista a Maria Luisa Carcedo, que es la diputada que ha conseguido sacar adelante la ley.

https://elpais.com/sociedad/2020-12-17/se-ha-aprobado-un-derecho-que-nos-hace-mas-libres.html

Tengo que reconocer que jamás hubiera leído una entrevista a esta diputada si no fuera porque el titular era “Se ha aprobado un derecho que nos hace más libres”.

La falta de costumbre a la hora de hablar de libertad no impide que la diputada defienda más o menos bien el objetivo de la ley ante las preguntas (¿pactadas?) del periodista, pero no puede evitar hablar como política y parecer patética.

En cualquier caso, que un político hable de aumentar libertades es buena noticia y sólo nos queda decir que ojalá ocurriese más a menudo.

Aquí termino. Si queréis seguir indagando en el tema podéis visitar el blog (https://blog.solatz.es/) y el perfil de Twitter (https://twitter.com/solatz_)y si tenéis preguntas u os interesa alguna libertad en concreto no dudéis en escribirme.


¡Hasta la próxima!